EL TOEFL: LA PRUEBA DE INGLÉS MÁS POPULAR EN EL MUNDO


Acreditación EL TOEFL: LA PRUEBA DE INGLÉS MÁS POPULAR EN EL MUNDO

Alrededor de 6.000 instituciones educativas utilizan este examen para seleccionar a sus alumnos

El Test of English as a Foreign Language más conocido como TOEFL  es comúnmente utilizado por las personas que quieren saber si su nivel de inglés es lo suficientemente alto para incorporarse en un programa académico en esta lengua. El TOEFL, se encargará de evaluar no sólo el nivel de conocimiento del idioma, sino las habilidades necesarias para comunicarse en la lengua inglesa en el ámbito académico. Este examen, utilizado por más de 6.000 instituciones educativas, se ha convertido en un criterio internacionalmente aceptado de evaluación de la competencia en inglés.

Más de 800.000 personas de todo el mundo realizan cada año el Test of English as a Foreign Language (TOEFL). Sus resultados son aceptados como prueba del nivel de conocimiento del idioma inglés por más de 6.000 escuelas y universidades alrededor del mundo, que exigen una puntuación mínima en este test para que los estudiantes internacionales puedan acceder a su programa. No en vano, es el test de inglés más usado en todo el mundo.

Los contenidos del test están basados en temas reales relacionados con el ámbito de la enseñanza y el aprendizaje

Con una trayectoria de más de 40 años, este examen mide las habilidades en la lengua inglesa de aquellos estudiantes internacionales que quieren incorporarse a un programa académico donde el inglés es la lengua principal. Por eso, los contenidos del test siempre están basados en textos o temas reales relacionados con el ámbito de la enseñanza, reflejando situaciones en las que el alumno se puede encontrar en su vida diaria como estudiante en un país extranjero.

El examen se puede realizar en cerca de 4.000 centros de 190 países en alguna de sus dos modalidades: en papel (Paper-Based Test), que ha sido la forma tradicional durante muchos años, o a través de Internet (Internet Based Testing). Esta última modalidad se empezó a implantar en 2005 y en la actualidad es la manera más generalizada de realizar el examen. La novedad del Internet Based Testing (TOEFL iBT) es que utiliza un método completamente distinto al anterior, ya que valora en el candidato, además de su habilidad en las cuatro competencias lingüísticas (comprensión oral y de lectura, conversación y escritura), su capacidad para integrarlas a la vez, combinando en todas sus secciones ejercicios que implican la utilización de dos o más habilidades para responder a las preguntas.

Cómo es el examen

El examen tiene una duración aproximada de cuatro horas y media, y cada sección cuenta con un tiempo máximo para realizarlas

Las secciones en las que se estructura el examen son las siguientes:

  • Comprensión escrita (Reading): esta sección trata de medir la habilidad del estudiante para entender un texto escrito en lengua inglesa y para realizarla cuenta con un tiempo estimado entre 60 y 100 minutos. La sección consta de tres a cinco textos académicos y sobre cada uno de ellos el estudiante tendrá que responder entre 12 y 14 preguntas.
  • Comprensión oral (Listening): mediante esta sección se comprueba el nivel de comprensión del estudiante del leguaje hablado. Se compone de dos partes, en la primera el examinado escuchará entre 4 y 6 lecturas de un texto de una duración de 3 a 5 minutos, y deberá responder posteriormente a seis preguntas sobre cada una de ellas. En la segunda parte, lo que escuchará el alumno serán dos o tres conversaciones de tres minutos entre varios personajes, sobre cada una de estas conversaciones deberá responder a cinco preguntas.
  • Conversación (Speaking): además de saber leer y entender la lengua inglesa, el estudiante debe ser capaz de hablarla correctamente. Medir su habilidad en este sentido es el objetivo de esta sección, que tiene una duración de 20 minutos. Consta de seis pruebas, en dos de ellas se expone brevemente un tema sobre el que el estudiante deberá expresar su opinión y en las cuatro restantes se presenta un texto o una audición que el examinado deberá comentar posteriormente.
  • Escritura (Writing): durante 60 minutos el estudiante debe demostrar su habilidad de redacción en inglés, en esta sección se evalúa tanto el desarrollo del texto como la organización y el uso apropiado de la gramática y el vocabulario. Se compone de dos tareas, una de ellas consiste en escribir una reseña (300 palabras mínimo) sobre un texto, y la otra en escribir la opinión personal sobre un tema que se expone.

La puntuación

La puntuación es válida durante dos años. Pasado este periodo el estudiante deberá volver a examinarse si lo necesita para obtener una nueva puntuación; no obstante, si no está satisfecho con la puntuación obtenida, se puede presentar al examen tantas veces como desee, siempre que no sea dentro de una misma semana.

Muchas instituciones exigen una puntuación mínima en cada una de las secciones

Cada una de las secciones del TOEFL se puntúa independientemente en una escala de 0 a 30 puntos y la puntuación final es el resultado de la suma de todas ellas (máximo 120 puntos). En este sentido, hay que tener en cuenta que muchas de las instituciones que utilizan el TOEFL como requisito de admisión para sus alumnos no valoran la puntuación total, sino que exigen una puntuación mínima en cada una de las secciones, según las habilidades que se requieran en mayor o menor medida para poder cursar los estudios que ofrecen.

En general, las universidades americanas exigen una puntuación total entre 70 y 90 puntos, aunque hay que considerar que las instituciones más prestigiosas no admiten a nadie con menos de 80 puntos y en algunos casos pueden requerir hasta 100 puntos.

 

Cursos de Idiomas DESTACADOS